Mi historia

Mi nombre es Elena Ágata y soy de Madrid. En estos últimos 7 años he estado yendo de aquí para allá y eso quizá haya sido lo que me ha conducido a descubrir un universo trepidante: La cerámica.

Cómo descubrí la cerámica

He vivido en Londres muchos años y estando allí me llamó la atención la gran tradición y admiración que tienen en Reino Unido por la cerámica. Fue ahí cuando empezó mi curiosidad por esta artesanía y donde nació mi pasión.

Pocos meses antes de volver a España hice un curso de introducción a la cerámica en la famosa calle Finchley Road, donde descubrí por primera vez este material. Me encantó y desde ese momento ya no pude parar de jugar, crear y divertirme con ella.

Qué es para mi la cerámica

Cuando decidí regresar a España decidí crear mi propio taller para comenzar mi actividad. Quería investigar y descubrir la cantidad de posibilidades que tiene este material. Fue en este momento cuando me di cuenta también de que el proceso de creación es a su vez un modo de meditación con el que poder relajarse, conectar con tus sentidos y con tu entorno.

De eso han pasado ya casi 2 años y poco a poco van ocurriendo cosas como la creación de mi marca, Elena Ágata y de mi pagina web, que es la herramienta que me permite llegar a ti.